FISIOBRONQUIAL esta vez entrevista a una de las mejores neumólogas de Madrid que trabaja, conoce y trata a los peques con bronquiolitis y asma.

Esperamos que os guste, la visión de una neumóloga.

Qué decir, una maestra! Y de una profesional, que como yo, adora su profesión, y a sus niños asmáticos.

Gonzalez CaballeroPregunta: Breve exposición de su trayectoria, Lola

Respuesta: Al terminar mi especialidad de pediatría estuve unos años trabajando en Urgencias de pediatría del Hospital San Rafael. De los pacientes que allí atendí los que más impactaron fueron los que llegaban con una crisis de asma. La angustia que suponía para los niños y sus padres un episodio de dificultad respiratoria. A la vez me di cuenta de lo importante que era un tratamiento precoz, horas o días antes de ese momento en el que yo atendía al niño. Quise profundizar en mi formación en este aspecto y surgió la oportunidad de hacer un Master en el H Doce de Octubre de Neumología y Alergia infantil donde aprendí mucho de los pulmones y donde hice muy buenos amigos con los que sigo compartiendo momentos de ciencia y de esparcimiento. Allí hice mi Tesis
doctoral sobre la bronquiolitis: “Función pulmonar y Proteina catiónica del eosinófilo en el lactante con bronquiolitis en el episodio agudo y al año de evolución” …y vimos que había algunos puntos comunes con el asma y otros muchos que no.

Después se iniciaron las consultas de especialidades en el Hospital San Rafael y volví. Me encomendaron la preciosa tarea de poner en marcha la Neumología Infantil en nuestro hospital, por donde han pasado tantos niños que hemos visto crecer, hemos ayudado a controlar su asma y procurado acompañar en su enfermedad.

P: ¿Cómo conociste la fisioterapia respiratoria?

R: Mi primer contacto con las técnicas de Fisioterapia respiratoria fue en el Hospital Doce de Octubre en la Unidad de Fibrosis Quística. Después tuve la suerte de conocer a Vanesa González en el Hospital San Rafael y bastantes de mis pacientes se benefician del tratamiento de la fisioterapia respiratoria impartido por ella y por Patricia González. He asistido a la espectacular resolución de los problemas que causan las secreciones bronquiales consecuencia de algunas de las crisis de asma. La evolución de esta enfermedad depende en gran parte de la fisioterapia respiratoria como medida de apoyo imprescindible al tratamiento farmacológico.

P: ¿Por qué actualmente este aumento en la incidencia y prevalencia de la patología respiratoria infantil?

R: Sin duda uno de los factores es el mejor diagnóstico, aunque todavía una gran parte de los pacientes están infratratados.

P: ¿Qué es el asma infantil?, hay muchos papás Lola, que se alarman cuando se les habla de asma…

Asma infantilR: El asma es una enfermedad de los bronquios que consiste en una hiperrespuesta de los mismo s por la que se produce un broncoespasmo con estrechamiento del calibre de los mismos y un aumento de la secreción de moco. Los síntomas que aparecen son los derivados de este estrechamiento: dificultad para respirar, sibilancias, tos y secreciones bronquiales. El principal desencadenante son las infecciones respiratorias y le sigue a distancia la alergia.

La gran suerte del asma infantil es el buen pronóstico en cuanto al tiempo que se padece la enfermedad que suele ser hasta los 4 a 6 años edad en que disminuye el número de infecciones respiratorias y por tanto el principal desencadenante del asma en los niños.

P: ¿Qué opinas sobre los resultados de la fisioterapia respiratoria en el tipo de patologías que asisten a tu consulta diariamente?

Es con seguridad una terapia imprescindible en algunas de las fases del asma, sin la cual no conseguimos controlar la enfermedad en su vertiente de aumento de secreciones bronquiales. En el caso de los niños hay una gran dificultad para eliminar por si solos todo el moco alojado en su árbol bronquial dando lugar a infecciones bronquiales recurrentes, tos en su intento de movilizar estas secreciones y ruidos de pecho. Con la fisioterapia conseguimos eliminar estas secreciones y se resuelven los síntomas referidos.

P: ¿Qué les dirías a los cientos de papás que leen nuestra web, Lola, como una neumóloga de archiconocido nombre?

neumologiaR: Que es importante conocer el papel de los diferentes medicamentos: preventivos (corticoides inhalados y antileucotrienos) y sintomáticos (broncodilatadores) y hacer un adecuado cumplimiento del tratamiento. Para un niño que debe tomar todos los días una medicación este momento debe ser agradable, propondría para los mas pequeños que fueran los padres los que administran los medicamentos y después dediquen un tiempo extra a realizar alguna actividad lúdica: leer juntos un cuento o dar un masaje. Con los más mayores, dando poco a poco autonomía, se debe supervisar de forma grata el cumplimiento del tratamiento.

También es muy útil saber cuáles son los desencadenantes que pueden provocar una crisis de asma, evitando el ambiente de tabaco en el entorno familiar, los alérgenos a los que está sensibilizado y que en su caso provocan síntomas. Contribuye también al buen control del asma el ambiente sereno que se debe “respirar” en su entorno familiar, la seguridad y el apoyo afectivo de los padres que refuerza la autoestima, tan importante para controlar bien la enfermedad.

En general se debe hacer un esfuerzo por reconocer el inicio de los síntomas para iniciar el tratamiento sintomático o de rescate de forma precoz. Está comprobado que las crisis de asma se resuelven fácilmente al comienzo de los síntomas y muy difícilmente cuando se demora el tratamiento de rescate. Por último tras una crisis de asma es importante volver lo antes posible a la situación basal ya que con frecuencia se provoca un aumento de secreciones que los niños no pueden eliminar de forma espontánea por lo que recomendaría recurrir a una buena limpieza bronquial por medio de la fisioterapia respiratoria cuando sea preciso.