La Fisioterapia Respiratoria es un método dentro de la Fisioterapia que, basándose en el profundo conocimiento del sistema respiratorio y las alteraciones fisiopatológicas que se producen en las afecciones médicas y quirúrgicas, desarrolla una serie de técnicas para la prevención, curación y estabilización de las mismas, siendo uno de los pilares terapéuticos principales para el manejo de las enfermedades pulmonares obstructivas, restrictivas, crónicas y agudas.

A pesar de las ventajas de su demostrada eficacia y su reducido coste económico, España es actualmente un país deficitario en especialistas de esta disciplina.

En la actualidad estamos asistiendo a un incremento de la incidencia y prevalencia de patologías respiratorias (asma, EPOC, bronquiolitis infantiles y neumonía) vinculadas a diferentes factores, como son los avances en las técnicas de reanimación neonatal, factores genéticos y factores medioambientales (contaminación, tabaquismo activo y pasivo, inhalación de agentes tóxicos en el medio laboral). Muchos de los procesos respiratorios son crónicos y afectan a la calidad de vida de quienes lo padecen, lo que determina un alto coste social y económico en términos de días de hospitalización, bajas laborales y muerte precoz.

La creciente incidencia de las enfermedades respiratorias infantiles está ligada por una parte a la evolución de los gérmenes responsables de las infecciones respiratorias y al predominio actual de las infecciones virales sobre las infecciones bacterianas, y por otra parte a un conjunto de factores ambientales en los que se asocian la polución del aire y el tipo de vida. Se considera que los niños menores de 2 años que presentan más de tres episodios de obstrucción broncopulmonar son asmáticos (el 80% de los casos de asma observados en el niño comienza antes de los cinco años). Muchos de estos procesos son crónicos y afectan a la calidad de quienes los padecen, determinando a mismo tiempo un elevado coste social y económico en términos de días de hospitalización, bajas laborales y muerte precoz.

La Fisioterapia Respiratoria es una especialidad de las consideradas tradicionales dentro de la Fisioterapia, de la que podemos encontrar referencias históricas en las civilizaciones arcaicas, aunque su consolidación disciplinar con una base científico- técnica se centra a finales del siglo XX y principios del siglo XX, unido a los avances del conocimiento anatómico, biomecánico y fisiopatológico (Raposo, 2005). La evolución científica durante los últimos años del siglo XX se debe, también, a los avances tecnológicos que permiten la evaluación y la determinación de parámetros clínicos a través de procedimientos no invasivos, elevada fiabilidad y coste asequible, factores que facilitan su aplicación en la práctica clínica y que han permitido validar determinados métodos de Fisioterapia Respiratoria, cuestionar la utilización de otros y desarrollar nuevos procedimientos.

Varios acontecimientos importantes han marcado la evolución de la fisioterapia respiratoria en estos últimos años.

El primero fue sin lugar a dudas la I Conferencia del Consenso sobre la Toilette Bronchique (limpieza bronquial) (Lyon-Fr, Diciembre. 1994), en el transcurso de la cual las técnicas convencionales fueron ampliamente relativizadas y las técnicas espiratorias lentas, reconocidas. más de 700 especialistas en Fisioterapia Respiratoria, establecieron un modelo de Fisioterapia Respiratoria, instaurada en la mayoría de los países europeos, activa con técnicas de desobstrucción bronquial basadas en las variaciones de flujo aéreo, frente al modelo tradicional de Fisioterapia Respiratoria desarrollado por la escuela anglosajona del hospital de Brompton de Londres, basado en la utilización del drenaje postural, clapping y la espiración forzada.

El segundo acontecimiento fue la Conferencia del Consenso sobre la Prise en Charge de la Bronchiolite du Nourrisson (toma en consideración de la bronquiolitis del lactante) (Paris septiembre 2000, Arch Fr Pediatr 2001; 8 suplem., 1: 1-196) donde fue reconocido el rol primordial de la fisioterapia respiratoria. La fisioterapia respiratoria del lactante recibió por lo tanto su merecido reconocimiento. Durante la Conferencia se apuntaba en sus conclusiones la necesidad de una formación especialiada y permanente de los fisioterapeutas. La fisioterapia respiratoria del niño pequeño no es una acto anodino, y por lo tanto debería estar reservada a los fisioterapeutas debidamente formados en las técnicas de cuidados y a los métodos de evaluación clínica, principalmente en la auscultación pulmonar.

El tercero fueron las Jornadas Internacionales de Fisioterapia Respiratoria Instrumental (Lyon-Fr, nov 2000. JIKRI), donde se clasificaron las ayudas instrumentales más actuales.

La Fisioterapia Española tiene tres retos importantes: el primero y más importante, es la formación ESPECIALIZADA, y de “buena calidad”. El segundo gran reto importante es convencer a los responsables de la gestión sanitaria de la necesidad de integrar al fisioterapeuta especialista en Fisioterapia Respiratoria en los servicios y unidades de hospitalización en las que se encuentran enfermos susceptibles de recibir esta alternativa terapéutica o ser integrados en un programa de Rehabilitación Respiratoria. Y el tercer gran reto es la “normalización” de la utilización de la Fisioterapia Respiratoria en el ejercicio libre de la profesión. La Fisioterapia Respiratoria nació en España, unida como toda la Fisioterapia, a la atención especializada que se prestaba y se sigue prestando en los grandes hospitales; otras ramas de la Fisioterapia han conseguido desvincularse de ese origen y se han desarrollado ampliamente en el ejercicio liberal, tal es el caso de la Fisioterapia musculoesquelética o neurológica.