Alto Flujo

Fisiobronquial, primera clínica en incorporar Alto Flujo fuera de entorno hospitalario

Fisiobronquial, primera clínica en incorporar Alto Flujo fuera de entorno hospitalario

¿Qué es el Alto Flujo? La terapia de Alto Flujo consiste en aumentar el volumen de aire y de oxígeno en la vía aérea, de forma caliente y humidificada, incrementando el flujo inspiratorio y optimizando el aporte de oxígeno al alveolo, lo que reduce el trabajo respiratorio y mejora el intercambio gaseoso. En condiciones óptimas, este proceso optimiza en último término el tracto respiratorio inferior, concretamente el aclaramiento mucociliar, en un entorno de evolución clínica del paciente de enorme interés tanto por el nivel de mejoría como por el corto margen de tiempo en que esta se produce. Fisiobroquial Clínicas es el primer centro de España que dispone de la terapia de Alto Flujo para los pacientes Home Care, además de los pacientes ambulatorios no hospitalizados. Concretamente, la clínica central ubicada en Coslada (Madrid) y dirigida por Vanesa González, ha comenzado a ofrecer esta tecnología a sus pacientes pediátricos y adultos, con una estructura de protocolos dotada de diferentes variantes ajustadas a la edad, patología y severidad clínica de cada caso. De esta forma, estos pacientes se verán beneficiados de una terapia instaurada por ahora a nivel hospitalario y cuyo presente y futuro pasa por los Home Care. El equipamiento que ha incorporado Fisiobronquial es el AIRVO2 y myAIRVO, de Fisher & Paykel Healthcare. La otra gran novedad es el arranque el próximo mes de noviembre del estudio que llevará por título ‘Efectividad de la terapia de alto flujo en lactantes con bronquiolitis aguda no hospitalizados: ensayo clínico aleatorizado’, de cara a ampliar la evidencia científica de esta nueva tecnología y sus resultados que, por el momento, arrojan unas tasas de evolución clínica del paciente enormemente interesantes a los 30 minutos, a la hora y a las dos horas de tratamiento.

En qué consiste

La terapia de alto flujo consiste en aumentar el volumen de aire y de oxígeno en la vía aérea, de forma caliente y humidificada, incrementando el flujo inspiratorio y optimizando el aporte de oxígeno al alvéolo, lo que reduce el trabajo respiratorio y mejora el intercambio gaseoso. En condiciones idóneas, la vía aérea calienta el aire inspirado a una temperatura de 34- 37ºC y un 100% de humedad relativa, optimizando las funciones del tracto respiratorio inferior, específicamente el aclaramiento mucociliar, primordial para enfermedades con un aumento de la producción de moco, como algunas patologías respiratorias pediátricas. La humidificación que aporta el alto flujo ayuda a mejorar la integridad de la monocapa, manteniendo la estructura y función celular, y disminuyendo la inflamación de las vías respiratorias.

Show Your Reaction

  • 2
  • 1
  • 0
  • 0

Share with your timeline

0 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram